Primera fase de la desescalada se caracterizó por apertura casi total de los comercios; RD entra a su fase dos - NOTICIAS DIGITAL ENRIQUILLO

Breaking

BANNER 728X90

martes, 2 de junio de 2020

Primera fase de la desescalada se caracterizó por apertura casi total de los comercios; RD entra a su fase dos

A pesar de que la primera fase de la desescalada anunciada por el presidente Danilo Medina el pasado 17 de mayo contemplaba una reapertura gradual de los comercios en medio de la pandemia del COVID-19, negocios de todo tipo abrieron sus puertas incumpliendo las medidas de distanciamiento social establecidas para evitar el coronavirus.
Desde el 20 de mayo, cuando inició la referida fase, era común ver decenas de negocios abiertos y semiabiertos, con miles de personas en las calles y avenidas sin olvidar que los famosos tapones en las horas picos regresaron al Gran Santo Domingo. Tal era la cantidad de personas observadas en las calles, que muchas se veían obligadas incluso a violar el toque de queda debido al congestionamiento del tránsito en la capital.
La apertura de centenares de negocios pudo incidir en los 4,095 casos positivos de coronavirus que fueron reportados por el Ministerio de Salud Pública en los 12 días de la desescalada, período en el que se registraron 56 muertes por la misma enfermedad que al día de hoy alcanza la friolera suma de 502 fallecimientos y 17,572 contagios.
Acorde a la gran cantidad de personas en las calles, también lo fue el incremento en las ventas de los comercios. La Federación Dominicana de Comerciantes informó que las ventas en varios negocios como ferreterías, talleres supermercados, colmados, entre otros, aumentaron durante la primera semana de la desescalada llevada a cabo para mitigar los efectos económicos del coronavirus en el país.
Es necesario recordar que la denominada primera etapa coincidió con la celebración del tradicional Día de las Madres, festividad que movilizó a miles de personas en el Gran Santo Domingo y la razón por la que el Gobierno flexibilizó sus medidas con los centros comerciales, a los cuales permitió operar.
Las ventas en lo que es el sector ferreteros han sido exitosas, ya que muchas personas querían hacer arreglos en sus casas, comprar muchos artículos, incluso los maestros constructores tenían paralizada muchas obras, por lo que el dinamismo en el sector ferretero ha sido exitoso», dijo el presidente de la FDC, Iván de Jesús García.
En cuanto al sector automotriz, dijo que también han experimentado un aumento ya que los ciudadanos tenían más de dos meses sin darle mantenimiento a los automóviles por el avance del coronavirus en la República Dominicana, enfermedad que ha mantenido en confinamiento al país desde el 20 de marzo, cuando el presidente Danilo Medina estableció por primera vez el Estado de Emergencia.
De acuerdo al esquema diseñado por las autoridades, la primera fase contempló la apertura de las microempresas y pequeñas empresas, quienes laboraron con el 50 por ciento de su personal. Mientras que las medianas y grandes empresas iniciaron las labores con el 25 por ciento de sus empleados. También contempló la apertura del transporte público con un 30 por ciento de la capacidad de operación de las unidades de la Oficina Metropolitana de Servicios de Autobuses (OMSA),  y los vagones del Metro y Teleférico de Santo Domingo.
Esta reapertura incluyó el distanciamiento físico, evitar aglomeraciones, uso obligatorio de mascarillas, tanto en el trabajo, las calles o lugares públicos y lavado de manos.
La fase dos de la desescalada
Para hoy se inicia la segunda fase anunciada por el presidente Medina, lo que indica que la ciudadanía cumplió con las medidas dispuestas por el Gobierno, ya que en palabras del propio Jefe de Estado: «si la fase uno no se cumple con responsabilidad, no podremos pasar a la fase dos». Es decir, que los pasos que se den para la reapertura, dependerán estrictamente del comportamiento que muestre la ciudadanía entre una fase y otra.
Esta reapertura no habría sido posible sin que una accidentada sesión en la Cámara de Diputados el pasado 30 de mayo aprobara el Estado de Emergencia solicitado por el mandatario Medina, lo que le otorga amplios poderes para mantener el confinamiento de las personas una vez iniciado el toque de queda.
En esta etapa las unidades de transporte colectivo privadas se activarán, “de acuerdo a como vaya evolucionando la situación”. La Comisión de Alto Nivel para la Prevención del Coronavirus avanzó que a partir de la fase 2 en las microempresas podrá trabajar el 100% de su personal.
Por su parte, las pequeñas empresas podrán incorporar hasta el 75% de su personal, mientras que las empresas grandes y medianas podrán operar con hasta el 50% del personal durante esta fase.
Fase 3 y 4
Según las predicciones del Estado la fase 3, deberá iniciar el 17 de junio, las pequeñas y microempresas de hasta 50 empleados podrán trabajar con el 100% de su plantilla, mientras que las empresas que superen los 50 trabajadores podrán disponer de hasta el 75% de su plantilla.
Asimismo, a partir de esta fase, podrán realizarse servicios religiosos tres veces por semana.
Será en la fase 4, estimada para el próximo 5 de julio, día en que los dominicanos elegirán a un nuevo Presidente de la República, cuando todas las empresas reanuden sus labores con el 100% de su personal. Además, en esta fase se reactivará el turismo, abriéndose hoteles y aeropuertos, así como los gimnasios y los comedores de los restaurantes.
Cabe destacar que desde antes de culminar la primera fase de la desescalada, sectores que están contemplados a reaperturar en la última fase han enviado sus respectivos protocolos a las autoridades para que les permitan abrir antes de lo estipulado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario